¿Estás preocupado por tu peso y la temporada que viene?

Por: Daniela González Reyes, nutricionista, académica Universidad Central 

Se viene navidad, año nuevo, las fiestas de fin de año del trabajo, colegio, entre otras y el verano. En esta época surgen algunas preocupaciones relacionadas principalmente con el peso y nuestro cuerpo. Sabemos que muchas veces los medios influyen de forma directa en la forma en como nos sentimos y apreciamos nuestro cuerpo. Para qué hablar de las redes sociales, donde a diario podemos ver imágenes que buscan establecer “cuerpos perfectos”.

¿Necesitamos un “cuerpo especial” para poder disfrutar de la piscina, río, playa, lago o etc.? Mi respuesta es no. Tan solo necesitamos valorar y cuidar lo que tenemos. 

Siempre es buen momento para iniciar, para empezar a reemplazar el uso del auto por caminar, para bajarse antes de la micro y caminar al trabajo o a la casa, para incluir frutas y verduras en nuestra alimentación diaria, para reemplazar las bebidas gaseosas y jugos por agua, medida que no solo sirve para la salud también para nuestro bolsillo y  ¿por qué no volver a lo natural? dejando de lado alimentos procesados como snacks y alimentos listos para el consumo, preocupándonos de leer los ingredientes de lo que estamos dándole a nuestro cuerpo. 

Y por supuesto algo no menos importante, respetar nuestros horarios de alimentación, reconociendo las señales de saciedad que nos envía nuestro organismo. No hay que esperar sentir el estomago “pesado” para detener la ingesta de los alimentos. 

No busques resultados de forma rápida y fácil, existen muchas “dietas milagrosas” que prometen resultados rápidos. Sin embargo, traen consecuencias negativas para nuestra salud y para el funcionamiento de nuestros órganos en general. Lo importante de iniciar el proceso, es ir formando hábitos que podamos mantener en nuestra rutina diaria, acorde a nuestra disponibilidad de alimentos, gustos y preferencias y asesorándonos por un profesional del área, como somos los y las nutricionistas. 

No te desesperes, no es un proceso fácil. Como todo en la vida, requiere de un esfuerzo diario, disciplina y dedicación, pero tienes que tener claro que tu puedes. 

Después de tanto tiempo encerrados, disfrutemos con cuidado, siendo conscientes de lo que vivimos y de la forma en cómo nos alimentamos. Reunámonos con nuestros seres queridos, familiares y/o amigos, siempre manteniendo las medidas de cuidado correspondientes entre ellas la distancia social, recordando que estamos viviendo la pandemia aún. 

Cuidarse debe ser de forma diaria, y debe iniciar por ti, así que te invito a hacerlo, 

Por último, disfruta este fin de año y el verano.


¿Estás preocupado por tu peso y la temporada que viene?

Por: Daniela González Reyes, nutricionista, académica Universidad Central 

Se viene navidad, año nuevo, las fiestas de fin de año del trabajo, colegio, entre otras y el verano. En esta época surgen algunas preocupaciones relacionadas principalmente con el peso y nuestro cuerpo. Sabemos que muchas veces los medios influyen de forma directa en la forma en como nos sentimos y apreciamos nuestro cuerpo. Para qué hablar de las redes sociales, donde a diario podemos ver imágenes que buscan establecer “cuerpos perfectos”.

¿Necesitamos un “cuerpo especial” para poder disfrutar de la piscina, río, playa, lago o etc.? Mi respuesta es no. Tan solo necesitamos valorar y cuidar lo que tenemos. 

Siempre es buen momento para iniciar, para empezar a reemplazar el uso del auto por caminar, para bajarse antes de la micro y caminar al trabajo o a la casa, para incluir frutas y verduras en nuestra alimentación diaria, para reemplazar las bebidas gaseosas y jugos por agua, medida que no solo sirve para la salud también para nuestro bolsillo y  ¿por qué no volver a lo natural? dejando de lado alimentos procesados como snacks y alimentos listos para el consumo, preocupándonos de leer los ingredientes de lo que estamos dándole a nuestro cuerpo. 

Y por supuesto algo no menos importante, respetar nuestros horarios de alimentación, reconociendo las señales de saciedad que nos envía nuestro organismo. No hay que esperar sentir el estomago “pesado” para detener la ingesta de los alimentos. 

No busques resultados de forma rápida y fácil, existen muchas “dietas milagrosas” que prometen resultados rápidos. Sin embargo, traen consecuencias negativas para nuestra salud y para el funcionamiento de nuestros órganos en general. Lo importante de iniciar el proceso, es ir formando hábitos que podamos mantener en nuestra rutina diaria, acorde a nuestra disponibilidad de alimentos, gustos y preferencias y asesorándonos por un profesional del área, como somos los y las nutricionistas. 

No te desesperes, no es un proceso fácil. Como todo en la vida, requiere de un esfuerzo diario, disciplina y dedicación, pero tienes que tener claro que tu puedes. 

Después de tanto tiempo encerrados, disfrutemos con cuidado, siendo conscientes de lo que vivimos y de la forma en cómo nos alimentamos. Reunámonos con nuestros seres queridos, familiares y/o amigos, siempre manteniendo las medidas de cuidado correspondientes entre ellas la distancia social, recordando que estamos viviendo la pandemia aún. 

Cuidarse debe ser de forma diaria, y debe iniciar por ti, así que te invito a hacerlo, 

Por último, disfruta este fin de año y el verano.


Comentario Enviado Ahora
Tu comentario será visible dentro de pocos segundos.