ECONOMÍA CIRCULAR: MUCHO MÁS QUE SOLO RECICLAR

Por estos días, escuchamos cada vez con más frecuencia el concepto de economía circular. Algunos piensan que se trata de reciclar, otros, de reutilizar los desechos domésticos. Pero este modelo económico es mucho más complejo que eso. La economía circular entrecruza tres vertientes que debemos asumir como agentes activos del rubro productivo.

Primeramente, se ocupa de la vertiente medioambiental, donde replantea y optimiza el ciclo productivo en cada una de sus etapas (extracción, procesamiento y comercialización), velando por la sustentabilidad de los recursos naturales y haciéndose cargo de los desechos generados en el transcurso.

Por otra parte, atiende una vertiente económica, revalorizando los desechos técnicos y biológicos emanados del ciclo productivo y transformándolos en nuevos bioproductos con gran potencial comercial y un incalculable valor agregado.

Finalmente, asume una vertiente social, responsabilizando a las empresas de educar a la población, en cuanto a sus hábitos y preferencias de consumo. Además, la implementación del modelo circular en las empresas ha significado la generación de miles de puestos de trabajo.

Una de las líneas de acción del Programa MÁSMAR Transforma, impulsado por Corfo, es apoyar y asesorar a los productores artesanales e industriales de la Región de Coquimbo en su transformación hacia lo circular. En los casi cuatro años de existencia del programa, los resultados han sido muy positivos; sin embargo, tenemos un largo camino que recorrer hasta reparar el daño que la extracción indiscriminada, los desechos desatendidos y el consumo irresponsable le han provocado al océano que tanto amamos. 

ECONOMÍA CIRCULAR: MUCHO MÁS QUE SOLO RECICLAR

Por estos días, escuchamos cada vez con más frecuencia el concepto de economía circular. Algunos piensan que se trata de reciclar, otros, de reutilizar los desechos domésticos. Pero este modelo económico es mucho más complejo que eso. La economía circular entrecruza tres vertientes que debemos asumir como agentes activos del rubro productivo.

Primeramente, se ocupa de la vertiente medioambiental, donde replantea y optimiza el ciclo productivo en cada una de sus etapas (extracción, procesamiento y comercialización), velando por la sustentabilidad de los recursos naturales y haciéndose cargo de los desechos generados en el transcurso.

Por otra parte, atiende una vertiente económica, revalorizando los desechos técnicos y biológicos emanados del ciclo productivo y transformándolos en nuevos bioproductos con gran potencial comercial y un incalculable valor agregado.

Finalmente, asume una vertiente social, responsabilizando a las empresas de educar a la población, en cuanto a sus hábitos y preferencias de consumo. Además, la implementación del modelo circular en las empresas ha significado la generación de miles de puestos de trabajo.

Una de las líneas de acción del Programa MÁSMAR Transforma, impulsado por Corfo, es apoyar y asesorar a los productores artesanales e industriales de la Región de Coquimbo en su transformación hacia lo circular. En los casi cuatro años de existencia del programa, los resultados han sido muy positivos; sin embargo, tenemos un largo camino que recorrer hasta reparar el daño que la extracción indiscriminada, los desechos desatendidos y el consumo irresponsable le han provocado al océano que tanto amamos. 

Comentario Enviado Ahora
Tu comentario será visible dentro de pocos segundos.