¡Salud por esto! Chile apuesta por el desarrollo del enoturismo y el astroturismo



El valle de Colchagua es un territorio que concentra gran interés a nivel nacional, sin embargo, la Región de Coquimbo no se queda atrás y apunta a seguir fortaleciendo la propuesta tematizada que se ha venido desarrollando desde hace ya varios años en la zona.

Reimpulsar la economía y abrir nuevos puestos de trabajo son los principales desafíos que enfrenta la industria turística, un sector productivo que ha sabido reinventarse a lo largo del tiempo y que hoy más que nunca apunta a ofrecer una oferta integral que sea capaz de satisfacer las cada vez más variadas y específicas necesidades de quienes visitan Chile y sus distintas regiones.

Precisamente, ha sido la cultura del vino la que más ha llamado la atención de quienes visitan los valles de la Región de O’Higgins y también de la Región de Coquimbo, una zona que ha destacado, históricamente, por la producción de licores, puntualmente el pisco y con ello generado una verdadera red que beneficia a los visitantes y también a quienes desempeñan labores productivas ligadas al turismo.

Logros que, para el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, son “gracias al propio empuje de las viñas que se desafían a ir cada vez más lejos, ampliando sus horizontes más allá de la producción y la venta de vino, pero también es gracias a que, como Estado, hemos implementado una política pública que fomenta el desarrollo turístico sustentable, donde tenemos un tremendo potencial”.

Visión compartida por la directora de Sernatur Coquimbo, Angélica Funes, quien destacó que “la Región de Coquimbo tiene una ubicación privilegiada, cuyo clima favorece que distintas viñas puedan desarrollar su labor y hoy generar una red de apoyo público-privada en la que se fortalezca la labor que ya realizan los operadores turísticos de la zona”.

Trabajo que se ha canalizado a través de la Iniciativa de Fomento Integrado Astroturismo de la Corporación de Fomento de la Producción y que, a juicio del director de Corfo Coquimbo, Gregorio Rodríguez, “se ha demostrado que la experiencia integral que ofrece la cultura del vino es perfectamente compatible con la apuesta innovadora y diferenciadora que ofrecer la práctica del astroturismo en la Región de Coquimbo y que por lo mismo hoy creemos que podemos exportarla a diversas zonas del país”.

Experiencia memorable que podría seguir atrayendo visitantes de los más de 150 países que consumen el vino que se produce en Chile y que tras el eclipse de sol que tuvo a este país como protagonista promete aumentar la cantidad de turistas que gustan de una propuesta integral que incorpora el paso por los valles y observatorios. 


¡Salud por esto! Chile apuesta por el desarrollo del enoturismo y el astroturismo