Productores caprinos recibieron capacitación para innovar con nuevos productos cárnicos

Los emprendedores de la Comunidad Agrícola Canela Baja son quienes están detrás de la fábrica de carne Catahueche, quienes actualmente procesan carnes envasadas y charqui.


Un nuevo aporte en materia de capacitación caprina ocurrió durante los últimos días, con apoyo de Corfo, cuando se llevó a cabo el taller impartido por Andrés Aybar, dueño de la fábrica de carnes y cecinas Aybar, quienes, con más de 50 años de experiencia en el rubro, compartieron sus conocimientos con los crianceros de la Comunidad Agrícola Canela Baja. Estos últimos, se encuentran próximos a inaugurar el Centro de Desarrollo Agropecuario de Canela Baja, donde se destinará una parte de las instalaciones para la fábrica de carne Catahueche.

Por esta razón, los productores buscan crear una oferta de productos gourmet, como longanizas, hamburguesas y carne mechada de carne de cabra, lo cual significa toda una innovación para la zona, que generalmente se concentra en charqui.

Andrés Aybar, dueño de la fábrica de cecinas Aybar, indicó que “la carne de cabra tiene un gran potencial por sus características propias, desde el punto de vista nutricional y por provenir de animales criados en forma natural. Por ahora ensayamos cuatro productos con muy buen resultado, pero siempre hay que estar perfeccionando de acuerdo a lo que el consumidor pide”.

Con respecto a su disposición para capacitar a otros emprendedores, Aybar agregó que “la familia Aybar lleva más de 50 años trabajando con gran tenacidad y esfuerzo en este rubro y siempre hemos estado abiertos a compartir lo que hemos aprendido con gente honesta que se interesa en progresar en la vida, este es el caso del proyecto de la Comunidad Agrícola de Canela Baja, con carnes Catahueche”.

Quien fue parte de esta capacitación fue Miriam Galleguillos, perteneciente a la Comunidad Agrícola Canela Baja, quien expresó que “la experiencia fue muy buena. Desarrollamos cuatro productos y el profesor tuvo una excelente disposición para enseñar y resolver todas nuestras dudas. Además, quedamos abiertos para seguir innovando con nuevos productos para el futuro, así que quedamos muy contentos”.

Otro participante, Daniel Contreras, explicó en qué etapa está la fábrica, indicando que “ya se encuentra en una etapa final. Está prácticamente terminada, lo que es agua, alcantarillado, pintura de piso, lo único que falta es el tema eléctrico. En el tema de los permisos, ya esta todo tramitado y conversado, salubridad, etc. Solo estamos esperando la respuesta de la empresa de electricidad”.

Por su parte, Gregorio Rodríguez, valoró la formación y declaró que “aplaudimos cada instancia de capacitación para nuestros crianceros. La innovación en cuanto a los productos será algo muy valioso para el desarrollo de la actividad caprina, por ende, apoyaremos todo cuanto sea posible para seguir entregándoles herramientas a los emprendedores y productores de nuestra región”.

El Programa Territorial Integrado (PTI) Caprino es un programa de Corfo, que cuenta con cofinanciamiento del Gobierno Regional, a través del Programa de Zonas Rezagadas. Su labor se concentra en el desarrollo y crecimiento del rubro caprino en distintas comunas de la región, entre ellas, Monte Patria, Illapel, Canela y Salamanca. Para conocer más sobre su labor, es posible visitar su página web (www.pticaprino.cl) o sus redes sociales, donde se encuentran como @pticaprino. 

Productores caprinos recibieron capacitación para innovar con nuevos productos cárnicos

Los emprendedores de la Comunidad Agrícola Canela Baja son quienes están detrás de la fábrica de carne Catahueche, quienes actualmente procesan carnes envasadas y charqui.


Un nuevo aporte en materia de capacitación caprina ocurrió durante los últimos días, con apoyo de Corfo, cuando se llevó a cabo el taller impartido por Andrés Aybar, dueño de la fábrica de carnes y cecinas Aybar, quienes, con más de 50 años de experiencia en el rubro, compartieron sus conocimientos con los crianceros de la Comunidad Agrícola Canela Baja. Estos últimos, se encuentran próximos a inaugurar el Centro de Desarrollo Agropecuario de Canela Baja, donde se destinará una parte de las instalaciones para la fábrica de carne Catahueche.

Por esta razón, los productores buscan crear una oferta de productos gourmet, como longanizas, hamburguesas y carne mechada de carne de cabra, lo cual significa toda una innovación para la zona, que generalmente se concentra en charqui.

Andrés Aybar, dueño de la fábrica de cecinas Aybar, indicó que “la carne de cabra tiene un gran potencial por sus características propias, desde el punto de vista nutricional y por provenir de animales criados en forma natural. Por ahora ensayamos cuatro productos con muy buen resultado, pero siempre hay que estar perfeccionando de acuerdo a lo que el consumidor pide”.

Con respecto a su disposición para capacitar a otros emprendedores, Aybar agregó que “la familia Aybar lleva más de 50 años trabajando con gran tenacidad y esfuerzo en este rubro y siempre hemos estado abiertos a compartir lo que hemos aprendido con gente honesta que se interesa en progresar en la vida, este es el caso del proyecto de la Comunidad Agrícola de Canela Baja, con carnes Catahueche”.

Quien fue parte de esta capacitación fue Miriam Galleguillos, perteneciente a la Comunidad Agrícola Canela Baja, quien expresó que “la experiencia fue muy buena. Desarrollamos cuatro productos y el profesor tuvo una excelente disposición para enseñar y resolver todas nuestras dudas. Además, quedamos abiertos para seguir innovando con nuevos productos para el futuro, así que quedamos muy contentos”.

Otro participante, Daniel Contreras, explicó en qué etapa está la fábrica, indicando que “ya se encuentra en una etapa final. Está prácticamente terminada, lo que es agua, alcantarillado, pintura de piso, lo único que falta es el tema eléctrico. En el tema de los permisos, ya esta todo tramitado y conversado, salubridad, etc. Solo estamos esperando la respuesta de la empresa de electricidad”.

Por su parte, Gregorio Rodríguez, valoró la formación y declaró que “aplaudimos cada instancia de capacitación para nuestros crianceros. La innovación en cuanto a los productos será algo muy valioso para el desarrollo de la actividad caprina, por ende, apoyaremos todo cuanto sea posible para seguir entregándoles herramientas a los emprendedores y productores de nuestra región”.

El Programa Territorial Integrado (PTI) Caprino es un programa de Corfo, que cuenta con cofinanciamiento del Gobierno Regional, a través del Programa de Zonas Rezagadas. Su labor se concentra en el desarrollo y crecimiento del rubro caprino en distintas comunas de la región, entre ellas, Monte Patria, Illapel, Canela y Salamanca. Para conocer más sobre su labor, es posible visitar su página web (www.pticaprino.cl) o sus redes sociales, donde se encuentran como @pticaprino. 

Comentario Enviado Ahora
Tu comentario será visible dentro de pocos segundos.