Paridad Constitucional


Por: Margot Aguilera, abogada de Corporación Dignitas

Durante el transcurso de esta semana, sin que el proceso estuviera exento de dificultades, fue aprobada por el Congreso Nacional la reforma constitucional que establece la paridad de género en el órgano encargado de redactar una Nueva Constitución para Chile. Sin embargo, es importante destacar las diferencias en la aplicación de estas nuevas normas en cada una de las opciones que votaremos este 26 de abril. 

La Convención Constitucional, es un órgano constituido en su totalidad por convencionales constituyentes electos por votación popular. En este caso, la fórmula de paridad se aplica de manera plena, logrando asegurar que al menos un 45% y un máximo del 55% de sus integrantes sean mujeres. En este caso, Chile tiene la oportunidad de ser el primer país del mundo en tener un órgano constituyente que asegure de manera efectiva la paridad de género.

Por otra parte, la Convención Mixta Constitucional, es un órgano constituido en un 50% por personas electas por votación popular, mientras que el otro 50% se encuentra integrado por parlamentarios en ejercicio. En este caso, las normas sobre paridad de género se aplican tan solo al 50% electo por la ciudadanía, no así en el caso de los parlamentarios. De esta manera, este caso asegura tan solo el 23% de integración de mujeres, porcentaje que no es muy distante de la realidad actual de nuestro Congreso Nacional.

Por ello, con el objeto de crear un nuevo texto constitucional, que incorpore una perspectiva de género en su totalidad y consagre nuevos derechos específicos para mujeres, niñas y adolescentes, tenemos como principal desafío difundir e informar que solo la Convención Constitucional nos asegura el espacio de participación paritaria que nos hemos ganado. 

Paridad Constitucional


Por: Margot Aguilera, abogada de Corporación Dignitas

Durante el transcurso de esta semana, sin que el proceso estuviera exento de dificultades, fue aprobada por el Congreso Nacional la reforma constitucional que establece la paridad de género en el órgano encargado de redactar una Nueva Constitución para Chile. Sin embargo, es importante destacar las diferencias en la aplicación de estas nuevas normas en cada una de las opciones que votaremos este 26 de abril. 

La Convención Constitucional, es un órgano constituido en su totalidad por convencionales constituyentes electos por votación popular. En este caso, la fórmula de paridad se aplica de manera plena, logrando asegurar que al menos un 45% y un máximo del 55% de sus integrantes sean mujeres. En este caso, Chile tiene la oportunidad de ser el primer país del mundo en tener un órgano constituyente que asegure de manera efectiva la paridad de género.

Por otra parte, la Convención Mixta Constitucional, es un órgano constituido en un 50% por personas electas por votación popular, mientras que el otro 50% se encuentra integrado por parlamentarios en ejercicio. En este caso, las normas sobre paridad de género se aplican tan solo al 50% electo por la ciudadanía, no así en el caso de los parlamentarios. De esta manera, este caso asegura tan solo el 23% de integración de mujeres, porcentaje que no es muy distante de la realidad actual de nuestro Congreso Nacional.

Por ello, con el objeto de crear un nuevo texto constitucional, que incorpore una perspectiva de género en su totalidad y consagre nuevos derechos específicos para mujeres, niñas y adolescentes, tenemos como principal desafío difundir e informar que solo la Convención Constitucional nos asegura el espacio de participación paritaria que nos hemos ganado. 

Comentario Enviado Ahora
Tu comentario será visible dentro de pocos segundos.