Ostioneros se reinventan buscando nuevas oportunidades en la economía circular

El gremio busca abrir un nuevo giro productivo que aporte sustentabilidad a esta actividad acuícola. 


Durante los últimos años, las cosas no han sido sencillas para los trabajadores dedicados a la extracción y comercialización de este producto. El contexto económico del país ha sacudido a una industria que ya se hallaba resentida por los efectos del cambio climático y la amenazante competitividad de productos extranjeros. Sin embargo, el gremio ha emprendido un camino para darle una nueva cara a esta actividad acuícola, apuntando directamente a la economía circular.

El Programa MÁSMAR Transforma, apoyado por Corfo, ha sido un actor clave que ha empujado a las empresas del rubro pesquero y acuícola a rediseñar sus procesos con el fin de optimizar el aprovechamiento de materias primas, casi en su totalidad.

A partir de aquí, ha surgido un abanico de posibilidades para reinventar lo que antiguamente se asumía como desecho. Sin ir más lejos, esto ya se encuentra materializado en diversos productos alimenticios, como las sopas, snacks y mousses de ostión, producidos por empresas de la zona, quienes aprovecharon los ejemplares que se encontraban por debajo del estándar de comercialización.