Hambre de responsabilidad



Por: Franco Luna, tutor Derecho Universidad Central

La actual crisis provocada por la pandemia del Covid-19, signific贸 un impacto en la econom铆a familiar, que afecta considerablemente la capacidad de satisfacer sus necesidades alimenticias. Resulta entonces leg铆timo, reflexionar en torno a las obligaciones del Estado de Chile en relaci贸n con el Derecho a la Alimentaci贸n.

Los Derechos Humanos se encuentran estrechamente ligados a la dignidad humana, es decir, son indispensables para la subsistencia del individuo, su plan de vida, y desenvolvimiento libre dentro de la sociedad. Son esenciales para el sujeto y goza de ellos 煤nicamente por su naturaleza humana, sin necesidad de satisfacer otros requisitos o condiciones. El Derecho a la Alimentaci贸n, se encuentra consagrado en el art铆culo 25 de la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos, y consiste en la posibilidad de tener acceso, de manera regular, permanente y libre, sea directamente o mediante compra en dinero, a una alimentaci贸n cualitativa y cuantitativa, en armon铆a a la cultura de la poblaci贸n del consumidor, la que garantice una vida ps铆quica y f铆sica, individual y colectiva, satisfactoria y digna. 

驴Cu谩les son entonces, las obligaciones del Estado en relaci贸n a este Derecho? Lo m谩s importante: respetarlo, es decir, no interponer barreras para que las personas obtengan alimentos y abstenerse de entorpecer su producci贸n por parte de los individuos o comunidades. Proteger, adoptar medidas para evitar cualquier privaci贸n del acceso a una alimentaci贸n adecuada. Desarrollar, llevar a cabo todas las actividades necesarias para fortalecer el acceso a la alimentaci贸n, especialmente cuando un grupo o persona, por razones fuera de su control, sea incapaz de disfrutar de este derecho, por ejemplo, en casos de cat谩strofes o crisis como la actual. En conclusi贸n, el Estado est谩 obligado de auxiliar a las personas que no puedan satisfacer sus necesidades alimentarias, facilitando el acceso o entregando alimentos suficientes para las exigencias fisiol贸gicas humanas.



Hambre de responsabilidad