#8M: Mitos y realidades del feminismo que debemos derrumbar


Dentro de la cultura popular existen diferentes creencias en torno al feminismo que no solo llevan al extremo el movimiento, sino que propician los mitos y falacias sobre el mismo.

En este artículo tenemos 5 mitos que rondan al feminismo y que debemos derribar de una vez por todas:

1) Las mujeres feministas odian a los hombres

El movimiento feminista de ninguna manera busca rivalizar el género masculino con el femenino. Por el contrario, el feminismo es un movimiento colectivo, por ende, integra tanto a mujeres y hombres y los invita a desechar las prácticas que van en contra de la igualdad de derechos y oportunidades.

2) Ser feminista significa ser “feminazi”

Caricaturizar o llevar a este extremo a un movimiento que busca revindicar la figura de las mujeres en aspectos tan relevantes como el laboral, sexual, cultural o artístico, no solo es ofensivo, sino que es desmedido considerando la alusión al partido nacionalista alemán, que es a lo que hace referencia, y que terminó con la vida de 11 millones de personas, durante la segunda guerra mundial. 

3) Es feminismo es lo contrario al machismo

No son polos opuestos. El feminismo, entre otras cosas, busca evidenciar las injusticias, prácticas discriminatorias, conductas abusivas y trato desigual proveniente del machismo. El objetivo es la igualdad en derechos, deberes y oportunidades para hombres y mujeres, no poner a las mujeres en una posición de superioridad frente a los hombres.

4) Es feminismo es solo para mujeres

De ninguna manera. La lucha feminista no podría ser posible sin la integración de los hombres, quienes personifican, en gran manera, el origen de las prácticas que se busca combatir. El objetivo es visibilizar cada una de las conductas machistas que están integradas y validadas en nuestra cultura, cuestionarlas y derribarlas, para lo cual es necesario un proceso de deconstrucción que integre a hombres y mujeres.

5) El feminismo es de origen millenial

Por supuesto que no. Las mujeres que revindicaban al género femenino datan de culturas antiguas, clásicas y medievales. En cuanto a la edad contemporánea, los grupos feministas han estado en una lucha constante por derechos de las mujeres, con banderas de protesta tan significativas como su participación política y sus derechos laborales. Actualmente, existe una cobertura y visibilidad más amplia producto de la masificación del internet y las redes sociales, pero no, definitivamente no es un movimiento de origen millenial.

 

#8M: Mitos y realidades del feminismo que debemos derrumbar